Definir el target: paso estratégico del plan de marketing

Si no tienes claro a quién dirigirás tus mensajes, a quién le hablarás y a quién escucharás, simplemente le falta la clave a tu plan de marketing. Aquí te indicamos cómo determinar a ese público objetivo actual y potencial, a tres niveles de profundidad. Internet ha facilitado esta identificación, así que aprovecha esta posibilidad y sácale el máximo.

 

No es lo mismo intentar vender un producto especialmente diseñado para pelirrojos a mil personas de diferentes razas, que agrupar a los pelirrojos y contarles los beneficios de tu producto. Al momento de establecer un plan de marketing, uno de los pasos esenciales es determinar cuál es tu target o público objetivo. Nos referimos al consumidor representativo e ideal al cual se dirige una campaña o al que se aspira a seducir con un producto o un servicio, como lo define el site Definicion.de.

Independientemente de que tu objetivo estratégico sea ganar seguidores en social media, aumentar la audiencia de tu blog o desarrollar un negocio, solo de esta manera podrás ser más efectivo y exitoso. ¿Por qué? Porque te estás dirigiendo a quien realmente le interesa tus productos o servicios y lo harás tomando en cuenta los deseos, necesidades, preocupaciones y expectativas de ese grupo meta.

Existen diversas maneras de segmentar a un público. Inicialmente debes determinar los criterios sociodemográficos o generales que refieren variables como sexo, edad, nivel de estudios, ubicación geográfica, idioma, cultura, rol o posición dentro del ámbito donde se desenvuelve.  

Continuamos con los criterios personales que combinan elementos socioeconómicos como el ingreso y la clase social y otros psicográficos como el estilo de vida, los valores, la experiencia, la personalidad, los hobbies e intereses.

Finalmente a un tercer nivel de profundidad lo ideal es identificar los hábitos, nos referimos no solo a sus hábitos de compra donde tomas en cuenta aspectos como los métodos que utiliza como forma de pago, por ejemplo; también los  hábitos de lectura y de interacción con las redes sociales. En estos últimos es interesante identificar qué tipo de blogs lee o sigue, cómo consigue nuevos blogs, qué apps utiliza para leerlos, si es de las personas que deja comentarios. En cuando a los hábitos de redes sociales puede determinarse qué plataformas utiliza, con quién está conectado, cuánto tiempo invierte en las redes, si lo hace por placer o por negocios.

Son tres niveles de profundidad que puedes identificar para especificar a quién te estás dirigiendo. Por supuesto debes considerar tanto a tus clientes actuales o tipo, como los clientes potenciales o futuros. Para ellos existen fuentes específicas que se implementan en marketing como contabilidad, sistemas de CRM (client relationship management), informes sociodemográficos;  pero hoy día existe internet, una vía que permite acceder a las personas adecuadas y monitorizar con precisión esa información que requieres para identificar a tu público objetivo.

Antes de poner en acción tu plan de marketing, recuerda identificar a tus “pelirrojos” con el mayor detalle posible, así serás más eficiente y eficaz en tus acciones.