4 aprendizajes que desearía haber tenido antes de iniciar un blog

¿Estás preparado para iniciarte en la aventura de ser bloguero? Necesitarás tiempo, pues es como un trabajo; dinero, porque necesitas invertir en diseño; ideas, porque tendrás contenidos que compartir incluso en redes sociales e identidad, porque puedes caer en la tentación de imitar a otros.

 

Si has decidido comenzar un blog te dejo algunos aprendizajes que pueden ser de utilidad y que debes tomar en cuenta en el camino que empiezas.

  1. Bloguear es como un trabajo.

Si deseas tener éxito blogueando, debes asumirlo con la misma responsabilidad y constancia de un trabajo. Dedicarle tiempo a diario y proponerte metas a corto, mediano y largo plazo es necesario cuando decides bloguear seriamente. Establece una planificación semanal y mensual de los temas que abordarás y eso te ayudará a mantener el ritmo.

Finalmente los empleos te exigen muchas veces prepararte para asumir tareas que no imaginabas que estarías haciendo. Desde la concepción de tu blog tendrás que considerar elementos técnicos como la plataforma que implementarás, qué dominio elegir, así que  obtener  ciertos conocimientos en el área como gestión de contenidos, programación,  e-commerce y posicionamiento web o SEO no te vendrá nada mal. ¡Prepárate para hacerlo lo mejor posible!

  1. Las redes sociales son un bien necesario.

Al iniciar tu blog y con cierta frecuencia (sin convertirte en spam), es importante realizar una estrategia de email marketing, mediante una lista de suscriptores.  Sin embargo, esta no es la única forma de crear tu comunidad. Las redes sociales son una manera de llegar directamente a los usuarios, conocer sus gustos e intereses, interactuar de manera inmediata con ellos; por lo cual son un bien necesario. Eso sí, ten en cuenta que debes seleccionar la red social según aquello que vas a compartir. Son diferentes las actitudes de los usuarios de Twitter y de LinkedIn por ejemplo; igual difieren los contenidos que se cuelgan en Facebook de los que se comparten en Pinterest. Así que personaliza el contenido según la red en la que tengas presencia.

  1. El diseño es una inversión segura.

Al momento de planificar tu presupuesto, el diseño debe ser una de las inversiones a largo plazo que debes agregar. Es cierto, el contenido es muy importante pero no puedes dejar atrás la forma, el cómo presentarás tus ideas. No es lo mismo navegar en un site ordenado, que mantiene un mismo estilo gráfico y que muestre imágenes atractivas, a visitar uno que tiene dificultades para cargarse, con imágenes de baja calidad y que no tiene claro qué estilo mantener.  Esto le confiere seriedad a tu blog y te ayudará muchísimo a que te visiten, te lean y se mantengan a tu lado por un largo tiempo.

  1. No dejes de ser tú mismo.

Si bien puedes monitorear lo que hacen otros, pues puede ayudarte a generar nuevas ideas, no caigas en la tentación de imitar a los grandes blogueros. No debes cambiar de personalidad para ser exitoso. Mantener tu esencia es lo que fidelizará verdaderamente a tu comunidad. Para ello es importante que tengas claro por qué quieres tener un blog y aceptes tus fortalezas y debilidades. Seguramente tienes tus métodos para inspirarte, incluyendo algunos momentos en que necesitas hacer un break. Planifícalos con tiempo, toma previsiones y mantén tu ritmo.

Estos son solo algunos de los conocimientos que nos parecen importantes que tengas antes de iniciar un blog. Con ellos ya estás listo con parte del equipaje necesario para empezar la aventura de bloguear. ¡Éxitos y buen viaje!